Necesidades

 

La inversión que requiere la creación de un Centro TIV es realmente elevada (en torno a cuatro millones de euros para un centro completo de infantil a bachillerato). De esta cantidad, el gasto más significativo corresponde a la construcción. Otras inversiones (acondicionamiento de exteriores, implantación de la tecnología, servicios sociales, promoción, etc) pueden ser reducidas parcial o totalmente por trabajos de voluntarios y donaciones en especie.

 

En este momento, nuestro mayor reto lo constituye el Centro TIV de Sevilla y concretamente, la financiación de su siguiente fase (Centro de Educación Infantil). La concesión en 2010 de una parcela de 8000 m2 en Dos Hermanas supuso un punto de inflexión para un proyecto que, después de muchos años de trabajo, comenzó a convertirse en una realidad. Posteriormente, en el 2014, inauguramos su primera fase: Las academias smartschool TIV. Su puesta en marcha ha supuesto el arranque de la labor formativa y social de la fundación. Pero aún queda mucho por hacer.

 

Hasta hoy, todo cuanto hemos avanzado se ha debido, indiscutiblemente, a la mano poderosa de Dios. Nuestra confianza está en Su provisión y Sus incontables recursos. Por eso, ante las necesidades económicas y humanas de nuestros proyectos, le miramos a Él confiando en que suplirá todas ellas por los medios adecuados. Pero también entendemos que uno de estos medios es la recepción de donativos de personas o entidades que libremente quieran colaborar con nuestros proyectos. Hoy son ya muchos los que han decidido comprometerse periódica o puntualmente con la labor de la fundación. Las necesidades son muchas y, por tanto, también las oportunidades de dar.

 

Si usted se identifica con nuestra visión y decide colaborar, puede hacerlo directamente a través de esta página web (sección Colabora) o bien ponerse en contacto con nosotros (sección Contacta con nosotros) y le atenderemos gustosamente.