¿Qué nos impulsa?

 

Mirando el futuro, mirando a los niños

 

Mirar al futuro es mirar a los niños. Ellos son el mañana de nuestra sociedad, los que deberán tomar el relevo y asumir el reto de impulsarla hacia el pleno desarrollo técnico y social. Por eso debemos invertir en ellos, dedicando lo mejor de nosotros a hacerlos crecer en las mejores condiciones, pero sin olvidar el contexto que les rodea: las nuevas tecnologías. Y esto requiere innovación, nuevas formas de educación que combinen los métodos educativos tradicionales con metodologías acordes a la nueva era del conocimiento.


Desde la fundación Ayudando a Crecer asumimos este desafío. Nuestra experiencia en el campo de la educación y las nuevas tecnologías nos han llevado a identificar las mayores necesidades actuales en torno a la educación y a diseñar centros de educación que responda a estas demandas sociales. Centros que integren la tecnología, como una herramienta de futuro, el idioma, como medio de diálogo intercultural en un mundo cada día más globalizado, y los valores, como algo esencial para formar personas íntegras y comprometidas con su entorno.

 

Y en este último aspecto, los valores, deseamos aportar a nuestra sociedad lo que hemos recibido, acudiendo a los niños con el Amor y la Verdad del evangelio. Ayudarles a crecer con valores sólidos y a construir sus futuros sobre la Roca. Sembrar frutos que puedan ser recogidos por las próximas generaciones